El día de todos Los Santos, Halloween, las fiestas de finados o como tu cultura lo denomine  no es solo una fecha en la que te disfrazas, haces truco o trato, vas al cementerio a llevar flores o lo que tu tradición indique.

Es  un momento en que tu piel se estremece al pensar en brujas espeluznantes, demonios y duendes que se liberan furtivamente en la oscuridad de la noche de nuestro mundo.

¿Te asustas facilmente? Entonces mejor no leas las 13 supersticiones que vienen a continuación.

En todo el mundo, el viernes 13 es un día de mala suerte.  Todo tipo de cosas malas pueden suceder cuando llevas ese número. En la tradición cristiana, Jesús fue traicionado por el discípulo 13 en la última cena, el viernes 13 fue el día del asesinato en masa de los Caballeros Templarios y, continuando la coincidencia, la misión espacial Apolo 13 sufrió una explosión en pleno viaje que casi acaba con todos los pasajeros de la nave.

En China, es mejor evitar el número 4, ya que la pronunciación china del 4  es casi idéntico a su palabra «muerte».

En Tailandia, muchos hogares tienen una casa de espíritus en el patio trasero, una pequeña vivienda construida en un pedestal. Familias tailandesas ponen todo tipo de regalos dentro de la pequeña casa, si un espíritu acepta estos regalos y ocupa su residencia, la familia estará protegida.

En Francia, no cantes antes del desayuno o tendrás que llorar antes del anochecer.

En el Reino Unido y España, no debes romper un espejo a menos que quieras soportar 7 años de mala suerte.

En los Estados Unidos, sobre todo en el estado de Vermont, muchas casas antiguas tienen ventanas que están inclinadas en un ángulo. Llamadas «ventanas de brujas», estas impiden a las brujas cruzar la ventana volando en sus escobas.

En Lituania, no silbar en el interior de las casas. Silbar dentro de una casa es símbolo de convocar al diablo. En Turquía, no dudes en silbar en el interior, pero no por la noche.

En Inglaterra, si se corta en una hogaza de pan recién horneado y encuentras un espacio vacío en el interior, uno de tus invitados a la cena pronto caerá muerto. Ese espacio vacío se asemeja a un ataúd.

En Siberia, se cree que el alma para pasear a través del cuerpo, fija su residencia en diferentes órganos a lo largo del día. Antes de cortar el pelo, por ejemplo, la gente de Buryat consulta a un médico para asegurarse que su alma no ha establecido su residencia en el allí.

En Turquía, evita el chicle de noche, a menos que quieras hacer pompas de chicle con la carne de cadáveres humanos.

En Japón, si un coche fúnebre  pasa por calle o al caminar por un cementerio, debes ocultar tus pulgares para proteger sus padres.

En Corea, no duermen con el ventilador encendido durante una noche calurosa, de lo contrario no te despertarás nunca más. En la cultura coreana, ventiladores eléctricos pueden aspirar el aliento robando tu vida mientras duermes.